jueves, 19 de agosto de 2010

Aprendiz de jinete precoz

Como dije en una entrada anterior, en cierta ocasión tras varios día de huelga, llego la orden en la que se nos militarizaba, y a mi me correspondía el grado de Alférez con derecho a caballo.

Desde muy pequeña parece ser que ya por si algún día me hacia falta, montaba a caballo, ajjajajajjajajajaaj
En el pueblo, en casa de mi abuelo materno había dos, un caballo de nombre Noble y una yegua de nombre Chata.

Que yo montaba, bueno mejor dicho que me subían, y me daban de vez en cuando un paseo, cosa que me encantaba!

Recuerdo un día que me llevaron en uno de ellos, no recuerdo cual de los dos fue, a que bebiera agua, y debía ir tan cerca del cuello, que cuando el animal agacho la cabeza para beber, yo baje por su cuello como en un tobogan, por poquito no me doy un baño allí mismo, jajaajjaajajaja. Que susto se llevo mi tío, jajjajjajajaaj.

Yo tan tranquila me agarre a las orejas, y pedí que me volviera a colocar en lo alto, en principio el buen hombre después del susto dijo que no, pero como empece a protestar y reconozco que me tenían muy mimada, arriba otra vez!!!!!!!


De vuelta a casa, que estaba bastante cerca, antes de que mi tío contara nada, empece yo con la historia partida de risa, mi abuelo pregunto si no me había dado miedo, a lo que respondí que no, y que había sido muy divertido, jajjaaaja


La verdad que desde muy pequeña siempre me encantaron los animales, (eso de haberme criado en un pueblo, donde había animales en casa), me hizo moverme entre ellos con total tranquilidad.


Aun hoy sigo añorando la vida en el campo... pero eso será otra historia!
 
Besos
Rosa
 
PD: Permitido reirse, que la foto no es para menos, jajajaajajaaaj

6 comentarios:

Conguito dijo...

Puede que ahora nuestros enanos dispongan de más cosas materiales pero pienso que han perdido en calidad con respecto a nuestras infancias.

Besos

Luna dijo...

Buenas Conguito.
Totalmente de acuerdo contigo!
Muchos piensan que los pollos vienen del supermercado, jamas han visto uno vivo!
No saben lo que son los animales domesticos, salvo perros y gatos.
Ni han visto un huerto...
A mi eso me da muchisima pena!
Besos
Rosa

Zarzal dijo...

Fotos como esa me traen un montón de buenos recuerdos. De más de una burra estuve a punto de caer, y hasta llevarme una coz :)

Tienes razón con lo que dices de los niños. El otro día iba por el campo en bici con un amigo, cuando nos cruzamos con un rebaño de ovejas y algunas cabras, y un niño, observándolas sorprendido junto a su familia, le decía a su madre, señalando una de las cabras:
-¡Mira mamá, una vaca! :)

Aprovecho para contestarte al comentario que me has dejado. Sí, voy a estar un tiempo fuera, alejado de este mundillo; aunque espero que no mucho, que ya ves lo poco que ha tardado en entrarme el mono, no pudiendo resistirme a contestarte.

Un beso y un abrazo

Luna dijo...

Buenas.
Espero que tu ausencia sea por una buena causa.
Aqui seguiremos esperandote para seguir compartiendo historias y lo que se nos vaya ocurriendo.
Un abrazo y besos para tu ausenciia.
Rosa

Jose dijo...

Saludos Luna.

El Concurso Hípico Internacional de Gijón es a finales de mes. ¿Estarás preparada? Acuérdate que no vale competir con el caballito de madera del peque.

Besos.

Jose.

Luna dijo...

Buenas Don.José.

Lo de la hipica lo deje hace tiempo!
Aunque los caballos me sigan pareciendo unos animales preciosos!
Y el caballito al que te refires, osea a Rocinante, ya no esta en nuestros dominios... y me parece que no me dejarian inscribirme en tan impotante evento con el caballito de madera, por muy bonito que sea, jajjajaj

Besos
Rosa